3 programas que requieres para hacer tu PMV y ahorrar millones.

producto minimo viable

Fallar rápido y barato, es la gracia del producto mínimo viable.

He conocido casos de emprendedores que se han gastado millones en páginas webs y desarrollos de apps que ni siquiera sirven para trabar la puerta. Sus causas son variadas. No probaron los flujos de trabajo, no analizaron a sus usuarios y tuvieron una serie de errores típicos. Sólo que en este caso, el porrazo tuvo varios ceros de por medio.

Esta problemática la vieron un grupo de emprendedores y desarrollaron estas famosas plataformas o APIs, que permiten validar tu página web o aplicación móvil casi que a costo 0. Siguiendo la siguiente metodología:

  • Se crea la idea de negocio.
  • Se desarrolla el producto mínimo viable
  • Se valida el PMV.
  • Recién aquí piensas en invertir en algún desarrollador o programador para profesionalizar el PMV ya validado.

Su nombre específico es: Herramientas de diseño y prototipo UI/UX. En donde UI es el diseño de interfaz (lo que está dentro de la pantalla) y UX es la interacción del programa con el usuario.

En esta ocasión te hablaré de los 3 más famosos entre emprendedores.

Pidoco

Pidoco es una página espectacular para prototipar páginas web y apps en diferentes pantallas. Su fuerte es crear rápidamente los diagramas de flujo y poder testear user experience . Realmente  obligatorio para todo quien esté creando una app.

Con una interfaz muy simple e intuitiva, todo es fácil. Simplemente arrastrar y soltar.

Además la gran cantidad de elementos e íconos asciende a más de 400, por lo que las posibilidades que te ofrece son increíbles.

A la hora de validar el PMV, es importantísimo tener la facilidad de compartirlo y recopilar comentarios, y con Pidoco tienes una gran ventaja en este aspecto.

Su gran versatibilidad permite simular los prototipos directamente en dispositivos móviles, navegadores o en un aplicación práctica.

Sigue la tendencia de la mayoría de las APIs, por lo que su trabajo funciona únicamente conectado a la web. Sin instalaciones ni softwares adicionales.

6 trucos útiles para derribar las barreras de idiomas..

InVision

Este es el siguiente paso luego de Pidoco. Cuando ya has validado el user experience, puedes usar inVision para desarrollar el interfaz y que todo se vea bonito y con colores. Acá le agregas el diseño a tu proyecto.

Con un modelo Freemium que muy difícilmente te quedara corto al menos que requieras de aplicaciones más robustas, InVision te da una experiencia de página web, que casi pareciera que es una real.

La cantidad de gestos, animaciones y transiciones que permite trabajar tanta para web, iOS y Android, es impresionante. Invision admite varios tipos de gestos: deslizar, tocar dos veces, deslizar, etc.

Otro de sus plus que realmente asombran es la colaboración en tiempo real. Tal como si se estuviera realizando una videollamada con pantalla compartida, los colaboradores pueden apuntar y ver exactamente lo que el tester está haciendo. También se puede bocetear y chatear dentro de la interfaz de Live Share.

Otra de sus características es que fue pensada para el trabajo en equipo por lo que el desarrollo se va almacenando en Invision Sync o Dropbox automáticamente, pudiendo controlar la versión incorporada y validad más de un diseño, cuando hay variadas opiniones dentro del equipo, pudiendo regresar a ciertos diseños una y otra vez.

Por el otro lado, si nos ponemos a analizar los contra, InVision funciona como una herramienta de hosting y procesamiento. Todo el diseño se debe realizar si o si en otro lugar para luego ser importado acá, por lo que te será indispensable manejar al menos Photoshop, Ilustrator, Sketch u otras.

Tampoco tiene integración con otro tipo de APIs, por lo que muchas veces puede ser molesto, en especial cuando el flujo de trabajo implica el uso de al menos una docena de ellas.

Mantén el focus al puro estilo de Silicon Valley.

Marvel

Marvel podría ser considerado el nuevo adversario en el rubro del prototipado. Con características muy similares a InVision, ha llegado a hacerle la batalla de forma minimalista.

Para equipos pequeños o flujos de trabajos más ágiles, Marvel funciona de maravilla.

Por el otro lado, al ser nuevo en el rubro, aún tiene bastantes limitantes que ha sabido suplir de forma rápida en mucho de los casos, por lo que la decisión entre ambas es bastante ambigua.

Una de sus mayores ventajas es la integración con Canva, la famosa API de diseño online, ya que si nos ponemos rigurosos, a la larga tanto InVision como Marvel requieren de otro programa de diseño para luego ser subidos a estas plataformas y trabajar los flujos de trabajo, entonces esta asociación dió justo en el clavo.

Otra ventaja que vale la pena mencionar es que la versión gratuita permite más de un solo proyecto, a diferencia de InVision.

El Crowdfunding la está llevando en las formas de levantar capitales semillas a través de internet.

Falla rápido y barato

No olvides, que el producto mínimo viable te da la ventaja de fallar rápido y barato. No desembolses dinero innecesariamente. Es un recurso limitado que posiblemente te costó un montón obtener.

Además le da confianza a tus inversores de que estás haciendo las cosas bien. Recuerda, un inversionista confía en las personas que llevan en el proyecto más que en el proyecto en sí. No desperdicies la confianza que te han entregado.

Comparte y emprende, Weón Emprende!