Conoce el Neuromarketing y dispara tu proyecto hasta las nubes.

NEUROMARKETING

Si no conoces el neuromarketing, ¿Qué se te viene a la mente cuando piensas en como huele el Costanera Center, en el trayecto completo que haces en el supermercado solo para comprar el pan o la música feliz y danzante que suena de fondo?

Nada de eso es aleatorio, está completamente estudiado y dispara las ventas exponencialmente. Esto es lo que llamamos neuromarketing.

Constantemente somos bombardeados por publicidad. A veces es tanta que ni siquiera lo notamos, simplemente la absorbemos.

Dentro de esta batalla campal, las empresas buscan e investigan las maneras más optimizada para llegar a los clientes. Es aquí donde comienza todo, comportamiento psicologíco bajo bases y estudios neurológicos: La famosa Neurociencia.

3 programas que requieres para hacer tu PMV y ahorrar millones.

Esto no es manipulación ni lavado de cerebro, es ciencia. Ciencia basada en el comportamiento humano respecto a estímulos tanto personales como sociales, utilizada para el éxito de los proyectos y negocios.

¿Cómo funciona el Neuromarketing?

El neuromarketing tiene éxito bajo la psicología del inconsciente que cada uno de nosotros tenemos.

Si recordamos que los negocios son netamente decisiones subjetivas, tanto conscientes como inconscientes, mientras mejor te haga sentir el producto/servicio y quien te lo vende , mayor éxito habrá para la campaña.

No dejes nunca nada al azar, desde la presentación del producto hasta el proceso de ventas, todos son posibles caminos para gatillantes emocionales que te ayudarán a cumplir la visión de tu proyecto.

CREANDO TU IMAGEN CORPORATIVA, PASO A PASO

Ver la imagen de un océano calmo en un día despejado generalmente produce paz y tranquilidad, sin importar si lo ve un niño, un adulto o un anciano. Si vemos un bebe en una fotografía, produce ternura, y así podemos seguir eternamente.

El Neuromarketing intenta reconocer cuándo y cómo estos estímulos surgen y conectan con los productos o servicios que ofrece la empresa.

Las empresas (buenas y conscientes) surgen para poder satisfacer necesidades, cumplir una misión y entregar un mensaje. En el camino te tienen que asegurar que ellos son los mejores para dicha tarea

¿Cómo podremos hacer llegar ese grito a los consumidores? Apelando a sus emociones, haciéndose partícipe de la vida del cliente y también haciendo protagonista al cliente como parte de la idea de la empresa.

Haciendo negocios con los 7.400 MM de habitantes sin dificultad

Buscarán entonces la manera de familiarizar al cliente, de hacerlo sentir parte, darle cercanía, usar el color adecuado, reflejar el mensaje que envían y situarse en el lugar específico.

Por lo mismo, se hacen diversos estudios sobre el comportamiento de las personas al momento de visitar lugares de ventas, incluso de las rutas que usan las personas. Dónde dirigen principalmente la mirada con mapas de calor, y qué colores llaman más la atención.

La empatía, la reina de todas las emociones.

Cada uno de nosotros refleja a diario miles de emociones. Pero si estas se ponen en sincronía con la empresa, se produce una suerte de empatía e inconscientemente se entrelazan ambas entidades generando fidelidad ante la marca. No por nada, todo el mundo al pensar en el mejor celular del mundo, al tiro se viene a la mente una manzanita de US$1500.

Empatía y fidelidad ante la marca que mejor me entiende y me hace sentir.

¿Cómo llevamos esto a nuestra propia empresa?

Una de las principales fallas que tienen las empresas más pequeñas o iniciales es copiar casi por completo el modelo de marketing de compañías más grandes o reconocidas. El problema no es la copia, sino que la estrategia de marketing que llevó a cabo esa compañía quizás no apuntaba al público que estás enfocando.

Muchas veces, los estudios son tan específicos para cada producto y empresa, que frecuentemente la estrategia desarrollada sirve sólo para ese producto y en ese momento.

Es por eso que lo ideal es hacer tus propios estudios.

  • Test A/B
  • Encuestas
  • Focus Group

Todas son buenos elemento para comenzar a desarrollar un mapeo y entender mejor a tus clientes y así entregarles el mensaje que necesitas de la forma más óptima.

No es lo mismo gritarle a alguien: ENTRA A COMPRAR!, a ofrecerle una muestra gratis de chocolate dentro de la tienda. Aquí ocurre lo mismo. La psicología de la venta.

Luego de conocer quien es tu cliente a cabalidad, comienza el Neuromarketing.

Al principio cuesta, pero verás que luego de haber encontrado la fórmula, el camino estará mucho más llano para llevar tu emprendimiento al podio de los dioses griegos.

“El marketing se aprende en un día. Desafortunadamente se tarda toda una vida en dominarlo” 

Philip Kolter-.

Comparte y Emprende, Weón Emprende.